Buscar

Ha empezado un nuevo ciclo con este 2018. Y como sucede con los principios de año, las personas solemos mirar con esperanza el nuevo año que apenas nace, con la expectativa de que este año sí lograremos todos nuestros objetivos.

En lo que respecta a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, somos persistentes, y confiamos en que este año lograremos encontrar eco en el Estado a nuestros deseos de paz y reconciliación, y encontraremos las salidas dignas para alejarnos definitivamente del conflicto, que ha sido desde siempre una aspiración como Organización.

Pero la desarticulación de la estructura armada de las AGC no puede hacerse a sombrerazos, como pretenden algunos. Seríamos irresponsables en desarmarnos, solucionar nuestros problemas legales y ya está, como si nada hubiera pasado.

Precisamente, una de las razones para la persistencia del conflicto armado, es que se solucionan los problemas puntuales de las agrupaciones armadas de distinta índole que han existido, pero los asuntos estructurales no se tocan, con lo que el conflicto simplemente se recicla y parecen otros actores armados, y así indefinidamente.

Reiteradamente hemos llamado la atención sobre la necesidad de hacer una fuerte inversión social en las zonas en donde hemos hecho presencia, que sea duradera en el tiempo y se convierta en política de Estado, para que no dependa de los avatares de la coyuntura política. Hasta ahora no hemos recibido respuestas que sean consistentes en este sentido.

De igual manera, hemos abordado el tema del narcotráfico con la misma responsabilidad. Sabemos que si no se solucionan los temas relacionados con este flagelo, los problemas de orden público seguirán desbordados, y por lo contrario, aumentados, como ya se ha visto con la desmovilización de las Farc.

Seguimos mirando con esperanza el futuro, pese a los inmensos tropiezos que tiene el postconflicto con lo que fueran las Farc, y los crecientes problemas con el ELN, proceso que hoy está suspendido, debido a los ataques terroristas de esta guerrilla contra la infraestructura petrolera del país.


Sabemos que una paz estable y duradera debe hacerse extensiva a todos los grupos armados existentes en el país. De lo contrario, mientras unos languidecen los otros se robustecen. Así ha sido hasta ahora, además de que debe evitarse la atomización de los grupos, lo que haría que el fenómeno de la violencia se volviera incontrolable, y en lugar de avanzar, retrocediéramos.

Finalmente, de todo corazón un saludo de año nuevo cargado de las mejores expectativas, para nuestros combatientes, nuestra base social, amigos y allegados. Este puede ser el año definitivo para la paz del país. Hagamos que así sea.

Montañas de Colombia, enero 11 de 2017

Equipo Político
Autodefensas Gaitanistas de Colombia

Autodefensas Gaitanistas de Colombia - www.autodefensasgaitanistasdecolombia.org