Buscar

En este mundo mediático, muchas veces se echa a rodar un rumor, y por el poder de las redes sociales, rápidamente se riega como pólvora y se empieza a dar por cierto, sin que las aclaraciones de quienes son objeto del rumor sean tenidas en cuenta.

Las AGC son víctimas constantes de este entorno siniestro, de lo que ahora se ha dado en llamar Fake news, para darle un nombre elegante a lo que no pasan de ser simples chismes. Veamos algunos ejemplos.

A alguien irresponsable, se le ocurre decir que estamos detrás de los asesinatos de líderes sociales, cuando en múltiples ocasiones hemos manifestado que nada que tenemos que ver con estos lamentables sucesos, y que siempre hemos estado dispuestos a que se investigue y se determine quienes están detrás de los alevosos hechos. Nuestras manifestaciones no han importado, y ante cualquier asesinato siempre dan como probable hipótesis sobre su autoría a las AGC. Lo decimos de nuevo: como Organización nunca se ha dado la orden de atentar contra el liderazgo social y, por el contrario, reconocemos su enorme importancia para las comunidades de la Colombia profunda.

De la misma forma, no somos una agrupación armada que se oponga a la restitución de tierras, por la sencilla razón de que no hemos desplazado población campesina para apoderarnos de sus propiedades, además del hecho de que no atacamos poblaciones vulnerables.

Ahora hay toda una guerra de comunicados falsos, en donde según estos apócrifos escritos, amenazamos a una cantidad de personas, especialmente a quienes están trabajando por conformar la Fuerza Alternativa del Común, que es como se conoce al partido de las Farc. En otros delirantes comunicados, que más parecen redactados por siniestros aprendices de terroristas, se conmina a la población en general a no salir después de las nueve de la noche, o de lo contrario sus vidas correrán peligro. En otros se amenaza a funcionarios oficiales, como a los guardias del Inpec, diciendo que se va a atentar contra sus vidas. Y así por todo el país, desde Barranquilla al Chocó, y de Nariño a la Guajira.

Lo expresamos una vez más: todos los comunicados que emiten las Autodefensas Gaitanistas de Colombia son firmados por el Estado Mayor, y son publicados en la página web de la Organización. La mejor manera para saber si un comunicado es cierto, es mirar primero nuestro portal de internet. Lo que no esté allí publicado es completamente falso, como lo hemos aclarado en más de una oportunidad.

De otro lado, tenemos numerosos corresponsables que escriben al correo de nuestra página. Muchos de ellos son elogiosos, otros son críticos sobre temas puntuales de nuestro accionar político militar. A todos ellos les respondemos con respeto, como corresponde hacerlo con personas del común que se toman el trabajo de escribirnos, para hacernos saber sus inquietudes y su pensamiento.

Pero el internet no es un medio válido para nuestra Organización de vincular personal. Para no citar otras potísimas razones, por elementales razones de seguridad no podemos incluir en nuestras filas a todo aquel que así lo pida en un correo. Respetamos las razones que muchos tienen al expresar su deseo de hacer parte de nuestras filas y les agradecemos por ello, pero no podemos acceder a sus peticiones.

Así mismo, no tenemos estructuras de nuestra Organización dedicadas la limpieza social. Sabemos que la ciudadanía se encuentra legítimamente exasperada con el auge de la delincuencia que los azota y afecta de manera significativa la sana convivencia social. Pero esos programas de limpieza social se sabe cómo empiezan, pero nunca como terminan. Empiezan eliminando delincuentes, y terminan por matar a todo sospecho de serlo, o son utilizados hasta para eliminar opositores políticos. Además porque en el fondo la delincuencia es la expresión de una profunda enfermedad social. Es uno de los síntomas, no la causa principal de la zozobra. Por esas razones, aunque no somos indiferentes ante el sufrimiento de grandes sectores de la sociedad ante la delincuencia, y ante la inacción típica del Estado para protegerlos, no hemos tomado hasta ahora ninguna acción en este sentido.

Por último, nos unimos a las voces de rechazo para los autores de los atentados en contra de la Policía Nacional en los departamentos de Atlántico y Bolívar, y en la zona fronteriza con el Ecuador. Se han cobrado la vida de servidores públicos de forma inmisericorde, llevando terror y preocupación a colombianos humildes. Corresponde a las autoridades investigar y encontrar a los culpables. Si fuera cierto que es responsabilidad del ELN, es otro error más de los muchos que han cometido durante este proceso que se adelanta en Quito.

Las AGC siguen con su voluntad inquebrantable de contribuir con el asentamiento de una paz estable y duradera para Colombia. Que así sea.


Montañas de Colombia, enero 29 de 2018


Equipo Político
Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

Autodefensas Gaitanistas de Colombia - www.autodefensasgaitanistasdecolombia.org